Si sabes donde encontrarme, no se lo digas a nadie.

Mi vida no tiene espacios, solo grandes ausencias, busque llenarlas durante años, pero fue inutil hacerlo, hoy solo puedo lamentarme de ello, aunque no he encontrado el consuelo.

lunes, 29 de septiembre de 2008

No hay fecha que no se llegue, ni plazo que no se cumpla.

El viernes en cuanto abrí los ojos sentí una vaga sensación de haber perdido algo.

Toda la semana pasada fue un caos... conseguir accesorios para su viaje... despensa.... llevar la maleta más grande que tengo a que la desempolvaran, fijar contactos... y conseguir más dinero,..... o si, uno que es un "pobre perro", .... así nos decían los compañeros de piso cuando andábamos sin un quinto, jiji, desde entonces la aplico cuando ando frita, "si, si, si, soy un pobre perro" ....

Y es que.... ejem, lo sé, ahí va la justificación.... pero es que.... desde el chisme que se armó la otra vez, yo sentí que le debía algo... estuve ausente en su vida tanto tiempo y de repente me sentí responsable de sus traumas, de sus problemas psicológicos....

Bueno esta bien... igual y me sentí un poco identificada con ella, pues si acaso yo también fui un desmadre muy desubicado a su edad.... ni hablar, da igual...

Además, de que hay familias como la mía... en que los que la integran parecen recordar los tropiezos de los demás y olvidar los propios...y se convierten en juez y verdugo.. así son ellos, bien lindos....

Así es que muy a pesar mío la tuve que integrar a mi vida, ocuparme de ella, y ayudarle con todos sus trámites para que cursara su último año de Universidad en España, hacerme responsable de ella ante la Embajada, y lo peor ayudarle con los gastos... porque la beca que le dieron pa mi que la va a matar de hambre.......

Total que el jueves estuvimos la mitad del día en el aeropuerto, ella sentada en el suelo y yo paseando de un lado para el otro... un rato en fila de espera y otro en el wings tomando café...hasta que el vuelo que estaba programado para salir a las 18:15 rumbo a la ciudad de Madrid, anuncio su salida para las 22:45 de la noche..... así a las 21:30 parada en la puerta del control de seguridad, me despedí de ella dándole las últimas recomendaciones, en lugar de un fuerte abrazo.... sin embargo mientras caminaba hacia el guardia de seguridad volteo a mirarme y fue cuando vi que iba llorando, así es que le sonreí y le grité "No se te olvide regresar" mientras le decía adiós con la mano...

Así se fue....

Ayer domingo....me despertó el teléfono a las 7:30 de la mañana, era la samaritana... para preguntarme que noticias tenía, que mi Madre estaba triste.. que la había ido a levantar de su cama a las 5:00 de la mañana porque quería que la comunicaran con ella... le di todos los números en los que yo había ubicado a la chiquilla durante los días anteriores....

De cualquier modo muy temprano salí de la ciudad y me dirigí al pueblo... cuando llegue y le vi la mirada tan triste recordé lo que durante veinte años Gaviotita fue y significó para ella... su única compañía durante mucho tiempo y quizás su razón de estar.

No dije nada...

Ella preparaba unos tamales para los rezos del "Tio Daniel"... el era el único hermano de mi abuelo Chanito y también se nos fue el jueves nada más que ese viaje no tiene absolutamente ninguna posibilidad de retorno....

Me senté a su lado a leer el periódico, mientras ella envolvía un chingo de tamales, nop, no me dejo ayudarle... las dos en silencio.

De pronto levantó la vista y mirándome con sus ojitos húmedos me dijo...la extraño mucho....

Le respondí.... lo sé Momita linda... ni como consolarte....

miércoles, 17 de septiembre de 2008

Ya vine

Recién regresé de mi viaje, picada de insectos, con las piernas doliendo y la espalda desecha.

Algunas cosas que debo recordar:

Llevar mi repelente de mosquitos, ah que mondrigos, ellos si que me desconocen.
Jamás contratar guía de turistas, te suben y te bajan de las pirámides como si fueras una chicuela de 20 años y no una ancianita de 36,... ja.
Aquel sentonazo bien dado de la reforestación, el cual por cierto en cuanto dejo de molestarme deje pasar, como he dejado pasar todo lo que realmente debiera importarme.
y que estoy a un paso de la ancianidad, lo cual no importaría si estuviera inscrita en un buen gimnasio.

Pero finalmente regresé, con mi salud mental integra, porque ah que complicadas son las familias políticas.... como si no tuvieras suficiente con las propias....

La realidad es que fui una buena chica, preparé mi parte de la cena del 15 de septiembre, soporte estoicamente el karaoke mientras me echaba mis tequilas y me solidarice con mis cuñadas cuando sus chamacos (jóvenes entre 14 y 15 años) se perdieron en las fiestas del grito, mientras toda la ciudad era un caos debido a las amenazas de secuestro que después supimos estuvieron entrando en el transcurso del día a las oficinas del ayuntamiento y por algún chismorreo clásico de esa ciudad se empezó a hacer público cuando la Kika Campos cantaba en la explanada...

No tomé fotos, y es que tenía pensado armar un post, acá bien chingon, tengo algunas imágenes grabadas en mi mente que me gustaría compartir...,. Porque sé que son sensacionales...,

Algo así como las principales calles del centro histórico totalmente vacías, lo cual tendría que hacer más o menos a las 6:00 de la mañana, sipi recuerdo aquella vez en que toda enfurruñada por cosas que ahora sé no tienen explicación, me fui a recorrer el malecón por ahí del amanecer.

Que tal la puesta de sol, dicen los lugareños que es la mejor que existe, yo la verdad es que solamente siento nostalgia cuando lo veo perderse en el mar entre azul y gris.

Igual y les tomaría una foto a las señoras que en la tarde noche sacan sus mecedoras y las colocan sobre la banqueta a un lado de su puerta, y se menean en las mismas mientras te miran pasar.

Uy también les hubiera tomado una foto a los delfines, y es que yo siempre pensé que era una churrada eso de que dichos pecesotes se paseaban frente a tus narices por el trayecto de el puente el zacatal, pero ya vi que no, ayer mientras lo cruzábamos empezaron a danzar una docena de ellos ante la vista maravillada del peque...

Quien no perdió su estupor cuando al finalizar el trayecto del puente y llegar a la caseta de cobro, observó a muchos soldados encaramados en trocas con la metralla pegada a la cabina del conductor que vigilaban el trayecto y el alto en los "retenes".

Nop, a esos no les hubiera tomado una foto, que tal y me bajan a madrazos de mi camioneta pa acusarme de chingadera y media, la verdad es que me dan más miedo que seguridad.

Pero si compré mi cámara, aunque solo sirvió para guardar escenas de chacoteo familiar al cual por cierto jamás me integré, y también para eternizarme en esa ridícula posición bajando ya con muchos trabajos de la pirámide de Edzna.

martes, 9 de septiembre de 2008

Un viaje intempestivo

Generalmente los últimos días del mes y los primeros del siguiente han sido los más ajetreados de este año.

Conseguir toda la documentación, hacer análisis y depuración de cuentas te puede tomar de una hora a días...he tenido mucho trabajo y como diría don Teofilito "y lo que me falta".

Sin embargo ya estoy puesta para largarme de la ciudad en un fin de semana largo, uno de los más largos del año...okey, okey como buena burrocrata voy a hacer puente, ejem ejem...será un viaje intempestivo, de esos que no planeas y que resultan de última hora...como para tentar al destino....

A estas alturas es imposible conseguir vuelos baratos así es que serán 19 horas de camino por carretera, sipi en mi camionetita,.. hasta llegar a esa ciudad que a fuerza de tanto visitarla me la he aprendido de memoria...

Hace ya once años que la conozco.

Justo ayer noche paso a visitarnos la esposa de un amigo del muñe, cosa rara, cuando levanté el interfon al oírlo sonar y dijeron mi nombre me asusté... la costumbre de no recibir a nadie en mi casa...

Mientras se tomaba su cafecito y degustaba un tamalito chipilin (así dicen que se llama), obsequio de un chef igual conocido del muñe, y del cual estaba pensando muy seriamente comérmelo o no, .....se puso a platicar del lugar.....

Sonreía disfrutándolo no se si mi tamalito chipilin o sus recuerdos, mientras yo la miraba impasible con un sentimiento perdido desde hace muchos años ya.

En fin...

Este fin de semana, me sentaré otra vez en el malecón para mirar el quieto mar de esa ciudad.... y escucharé a lo lejos el repiqueteo de las campanas de Catedral... regresaré caminando por la puerta de mar.... recorreré una vez más todas las calles del Centro, que guardado entre murallas y baluartes algunos ya derruidos por el paso del tiempo o por alguno que otro gobernador que se sintió dueño de ese lugar, se aferra a guardar ese aire de misterio, del señorío de conquistadores y piratas que cuentan las leyendas y que puedes encontrar grabadas en museos y parques.

Y cuando el sol me azoté inclemente y las banquetas despidan ese vao húmedo que sofoca, atravesaré la puerta de tierra y entraré al maloliente mercado rebosante de pescadores que gritan ofreciendo pescado o pulpo recién sacado del mar... para comprar mi bolsa de mandarinas con chile, con ese sabor que en ningún otro lado he podido encontrar.

Ya con ella en mano...esperare que pase el tiempo con esa lentitud que agobia, tumbada en la hamaca o metida en la alberca, mientras esa familia prepara un rico banquete del que aguas y me atreva a renegar...

Uy si pobre de mi....

En todo ello pienso... mientras por la ventana observo el Ajusco pintado de gris... y solo por eso quiero estar junto al mar...