Si sabes donde encontrarme, no se lo digas a nadie.

Mi vida no tiene espacios, solo grandes ausencias, busque llenarlas durante años, pero fue inutil hacerlo, hoy solo puedo lamentarme de ello, aunque no he encontrado el consuelo.

jueves, 30 de junio de 2011

Veracruz

No para de llover

El pronóstico del tiempo es malo para la mayoría de las personas, sobre todo, para las que viven a lo largo de la costa del Golfo de México.

Arlene tocó tierra en Veracruz, puerto querido y refugio de mis más dolorosos y felices momentos, no recuerdo un momento en mi vida como la temporada que estuve viviendo por allá, en que no me haya sentido más frágil y vulnerable.

Me recuerdo sentada en el malecón de Boca del Rio con una bolsa llena de piña cortada en pedacitos llena hasta la madre de chile.

El centro de Veracruz con sus marinos vestidos de blanco los lunes a las 6:00 de la tarde con su paso marcial y su homenaje a la bandera.

Me recuerdo viajando en lancha a lo largo de la Antigua y buscando el sol en Chachalacas, nunca jamás lo encontré, que playa más fría brrr.

Xalapa, con sus calles empinadas, el Mesón del Beaterio con sus desayunos de huevos fritos en salsa de queso, o su Arrachera 100 donde solíamos festejar los cumpleaños, extraño la salsa de las arracheras, los Tecajetes y los huevos con chicharrón en salsa roja, el clima muy idéntico al de hoy justo para un café del bola de oro, solía comprar para comer el pollo al chilpitin, desayunar mis chilaquiles en la esquina de Francisco González Bocanegra, y los chiles y las picadas (jijiji de esos no), weno quien sabe.

Las idas todos los fines que tuve disponible al puerto, a la montaña a pueblos con cascadas, Xico y sus rápidos y sus tostadas de camaroncitos, había otro pueblo el de la nana de mi hijo pero ya no recuerdo el nombre, soy buena para olvidar, a veces no recuerdo ni porque olvido.

A mi bebe si lo recuerdo cuando tenía cuatro meses, hermoso de grandes ojos negros, desde que nació me pasaba las tardes con el echada en el sofá mientras el dormía acomodado en mi panza, hasta que lo que tuve que dejar hecha un mar de lagrimas en la guardería de la Universidad de Xalapa para irme a chambiar, otro recuerdo tristes que me viene a la memoria fue la pastorela donde salió como niño Dios por cierto la navidad es mi época más deprimente del año.

Algo tuvo de malo la estancia ahí, alguna vez me confió la samaritana que cuando iba a verme, al regresar y mirar por el espejo retrovisor a mi personita parada con la manita en alto diciendo adiós solía ponerse a llorar, sin embargo fue hasta marzo de 2002 cuando tuve que dejar Xalapa en condiciones desastrosas.

La vuelta de Xalapa fue el punto de partida de la otra mitad de mi vida...de lo que antes fui y de lo que ya siempre no fui con lo que ahora soy, quedaron resquicios porque mi espíritu rebelde no se doblegó, mi actitud cabrona no cambio, lo que perdí fue la fe y la ilusión, igual me desilusioné de mi y eso es lo más doloroso que me ha pasado en mi vida.

Madrazos te da la vida, azotones y patadas...el chiste es saber levantarse y no mirar atrás…. pareciera que hoy lo hago pero no es así.

Alguna vez pensé que me daría miedo regresar, pero no fue tan malo, ya he vuelto varias veces, chingada madre a webo que si, recorro las mismas calles de Xalapa voy a desayunar a los mismos lugares y me siento en el mismo lugar a comer piña con chile.

martes, 28 de junio de 2011

Que frio

Tengo frio.

busque mis zapatitos cerrados en la mañana para ponerme calcetines y no los encontré, claro que eso no me hubiera pasado si no me hubiera vuelto a tirar en la cama en cuanto salio el peque rumbo a la escuela.

Eran los 8:36 cuando dí el brinco y me meti a bañar, a las 9:00 ya salia yo del Edificio con mis sandalias y mis deditos desnudos...

Al rato cuando tenga los deditos morados y los piecitos entumidos voy a estar de chillona.

Ahorita solo quiero un chocolatito caliente y un panquecito de nuez....brrr

lunes, 27 de junio de 2011

Tengo un baul de objetos perdidos

El viernes en la noche lo decidí.

No había nada que me impidiera agarrar mi maleta y largarme a mi lugar favorito de descanso un hotel tipo hacienda ubicado sobre el camino a Cuautla en el que me desaparezco tan seguido como puedo....

Las batallas de los últimos días me han dejado exhausta, no he dejado de plantearme ni un solo instante que los años no los he vivido en vano, es como si mi alma sentada en las gradas de hasta arriba de un coliseo de lucha, le echara porras a la mujer que abajo contra las cuerdas recibe una madriza sin límite de tiempo...

Más en cambio es raro como la gente me ve, inflexible e inamovible, odiosa y con mal genio, "una hija de chingada de arriba hasta el último dedo de los pies", debo reconocer que estos últimos días he lastimado a mucha gente pero igual es incomprensible que no entiendan que quiero que me dejen en paz.

No obstante el viernes pensé en tomar un relax a webo así es que organicé la ida a mi lugar de descanso, con dos hermanas, un muñe, y dos chamacos latosos,...

Mal plan, en mis cinco minutos no me entró en la cabeza que lo que realmente necesitaba era un rato a solas, lejos de ellos, lejos de todo.

Hoy es lunes, realmente no tengo idea de cómo acabara la semana, tal vez un ser querido menos, tirado en el baúl de los objetos perdidos, ese que durante 20 años he abierto para guardar aquello de lo que no quiero saber más.

Nada cambia, yo no cambio, moriré siendo la misma cabrona que no quiere saber nada más de nadie.

viernes, 24 de junio de 2011

Ora si que..."maldita primavera"

Hay días hermosos

Este es uno de ellos, ver llover sobre la ciudad y las montañas pintadas de gris es algo como alucinante, podría caminar y caminar sobre la acera, atravesar las avenidas y no me importa quedar hecha sopita mientras el agua escurre sobre mis cabellos...solo sé que la lluvia alegra mi alma...mmm ¿qué es el alma?, ¿será eso que sientes que se te sale cuando la vida te da un revés?

Hace dos años me entregaron mi departamento en el onceavo piso de una torre acá por el sur de la ciudad, grandes ventanales y la vista al Ajusco de un lado y por el otro los carros sobre el periférico...


En las madrugadas, inclinada sobre mi lap, suelo levantar la vista y mirar las luces de la ciudad, perderme en el ir y venir de los autos y las luces parpadeantes de mi querida ciudad, la amo sin importar su ruido y su prisa...


Estos últimos días han pasado cosas horribles a la familia de la cual estaba exiliada, antes de ello leía de manera constante en los periódicos y si acaso veía en la televisión de noticias sobre secuestros, extorsiones y amenazas a la vida de las personas, grupos de narcotráfico asolando ciudades y en fin que puedo decir eran cosas lejanas y ajenas a mi vida.


Puedo afirmar, que esas cosas ya no solo están pasando en el norte del país, realmente no sé si estén pasando en la ciudad de México porque yo todavía puedo caminar en la noche sin que el miedo me nuble la razón, pero lo que sí puedo decir es que pasan a una hora y media de aquí.

Hoy sé cuáles son y sus respectivos precios de las armas de uso domestico, no tengo rango de militar así es que no puedo aspirar a más, pero sé lo que valen las escopetas hasta lo que vale un revolver calibre 38, los requisitos para tener una, y el costo de los derechos, igual a donde tienes que ir a comprar una, nunca pensé que tuviera que tener la necesidad de saber todo esto.


No hay que olvidarnos de los pjotas y el mp (así en minúsculas) hay veces que es necesario lidiar con ellos, hoy puedo reconocer que cualquiera que tuviera que vivir algo así podría decir con sobrada razón que la vida es una chingadera....y yo no tendría ya los argumentos para negarlo...


Pero después de vivir un final de primavera espeluznante, estoy aquí sentada en mi oficina con un requerimiento del SAT sobre mi escritorio (los odio), un Órgano Interno de Control chingadome la vida, los auditores externos con el dictamen fiscal para el mes de agosto, en bancarrota de todos los pinches gastos por los sucesos ocurridos.....pienso...mññññ... la vida es un milagro, chingadamadre que si a webo y que chinguen a su madre los putos desgraciados que se sienten con el derecho de robarte el derecho a existir, de quitarte tus cosas de romperte la madre de sacarte él alma....

Sin más que decir… paso a lo siguiente

Hoy me preguntó mi niño (chamaco impertinente de 10 años)...mami...¿sí alguien le rompiera el corazón a Valentina (niña deseada, amada, buscada y nunca concebida que dejo un infinito espacio en nuestra familia)...qué harías?...

Le respondí...¿a qué te refieres con romperle el corazón?

Si mami, que su novio la dejara o la hiciera sufrir....

mmmm... le compraría un litro de helado de chocolate hagen dazz o le cocinaría un pastel de chocolate, la llevaría al salón de belleza conmigo y me iría con ella a bailar...


No obstante mi respuesta, pensé "Mentira...agarraría mi revolver calibre 38 y me iría a buscar al desgraciado y le pegaría de balazos en el suelo para hacerlo bailar al pinche infeliz.....".

Sin embargo el estuvo de acuerdo con mi respuesta....porque sonrió y me dijo... ¿qué crees que me dijo Cristina (chica interesada en convertirme en su suegra) que si alguien le rompiera el corazón a ella, su papá iría a buscarlo y le daría una madriza.....


¡Gulp!!