Si sabes donde encontrarme, no se lo digas a nadie.

Mi vida no tiene espacios, solo grandes ausencias, busque llenarlas durante años, pero fue inutil hacerlo, hoy solo puedo lamentarme de ello, aunque no he encontrado el consuelo.

martes, 6 de junio de 2017

Platiquemos

Platiquemos ¿quieres? antes de que el tiempo se siga guardando entre los malos entendidos las ofensas vertidas, y las disculpas no dichas…  

Hablemos ¿quieres? cerremos este capítulo en nuestras vidas, tal vez a ti no te importe, pero yo si lo necesito.

Después del último desencuentro, y de lo que me dijeron que hiciste, me pareció justo pedir explicaciones, y no supe que hacer ni que decir cuando tu respuesta fue “que me gusta estar enojada” ¿contigo?

Primero..

No me gusta estar enojada, ¿sabes qué pasa? Que el lugar en donde estoy, cuando tengo que decir que NO, a veces es un poco complicado que la gente lo acepte, y a veces tengo que repetirlo de una manera más fuerte, pero… no me gusta estar enojada,… también pasa que debo dar seguimiento a tantas auditorias, y tal vez me volví un poco mandona, pero… no me gusta estar enojada, la gente lo piensa, pero no me gusta estar enojada.

Me gustaría platicarte que mi nutrióloga me ha dicho, que mis problemas estomacales del último año es por tanto enojo y …..bueno me dio unos chochos para que ande tranquilita…. También me gustaría decirte que cuando estoy que me lleva el diablo… procuro quedarme guardada en mi oficina… me conozco y sé que cuando me encabrono no razono y friego a la gente, en sí, evito estar enojada.

¿Enojada contigo? … ¿Por qué?... creo que ya es tiempo que hablemos al respecto… digo hace ya un año que aquello pasó…

¿Empezamos?  Entonces déjame te cuento…… porque escrito es más fácil..…

Hace un año, con el paso de los días caí en cuenta, que empezaba a preocuparme demasiado por ti, te lo explico… si me enteraba que alguien te quería meter en problemas… me empezaba a doler el estómago como si se tratara de mí, tu tristeza me ponía triste, me impacientaba si no sabía de ti, me fascinaba estar contigo, hablar contigo, el tiempo era tan corto a tu lado, tus besos, vaya uff, tus besos… cuando los recordaba entre tanto desasosiego… ¿crees que haya sido amor?, yo creo que si… al final lo que me desestabilizo completamente es que yo hubiera querido cambiar mi mundo… por un mundo en el que estuvieras tú.

Todo se salió de control… no supe manejarlo y tuve que decir adiós…

Y ahí empezó todo… dije que no, pero me metí en una crisis emocional… tan cabrona…  quiero que sepas que estuve enojada todo el año…bueno, creo que pasaba del enojo, a la tristeza, al dolor, volvía al enojo para pasar a la angustia… fue un viaje alucinante ¿no te parece?

¿Te agredí? Lo sé, yo recuerdo dos o tres agresiones directas… si tú dices que fueron más, te lo concedo…

Dios!!! Estaba tan molesta por no tener lo que anhelaba con todo mi corazón… y jamás me perdonaste, lo sé… no importo que tan rápido mi disculpara las ofensas estaban hechas… lo siento, mil veces lo siento…

Mi perdida fue irreparable… perdí a un amigo a una persona maravillosa… me hubiera gustado que hubieras seguido siendo mi amor platónico… y que no hubiera tratado de cambiar el cariño que me tenías por un cariño diferente…

Pero quiero que sepas que no me quede ahí.. entre tanta estupidez me di cuenta que el daño estaba en mí y trate de repararlo, siempre trate de repararlo…aunque también espere en el transcurso de ese año que tu dijeras algo…no, detente, no pienses eso… mi adiós fue definitivo…solo era que dijeras algo que calmara un poco el dolor que tenía… y no lo hiciste y con el final de ese año… yo deje de esperar.

Este año he tratado de reparar los pequeños desencuentros que hemos tenido, por salud mental, supongo… no es que yo crea que sigues siendo mi amigo… percibo tu rechazo a mi persona.. .y no lo juzgo, lo asimilo, como lo que es… duele, es un dolor seco, que se va resbalando, tan dentro hasta dejarme vacía ..

Pasemos al último, ¿quieres? lo sentí como he sentido en otras ocasiones que estas tratando de defenderte de que te estuviera haciendo daño, solo que esta vez me agrediste… ya no lo haría… el enojo ya no está, se fue y tampoco soy parte de alguna conspiración para causarte un problema, nunca lo fui…

¿Qué me guste enojarme contigo?, ¿es en serio?, ¿Para qué?, ¿para discutir contigo?… son batallas que pierdo, no se hablar, ni expresar  lo que siento,  acaso estar en una especie de animosidad para llegar a un acercamiento… no es así, hice lo que pude para que no te dieras cuenta, pero el madrazo que me di fue tan espectacular como doloroso… que si percibiera un leve acercamiento de tu parte, echaría a correr en dirección contraria..

Hablemos ¿quieres?

Que no tienes nada que decir al respecto.


Si…. así lo entiendo……

No hay comentarios: